Archive for Viajes

El primer gran viaje.

Desde que tenemos a Jaco, una de las cosas que más me ha preocupado es saber como viajaría, pues debido a la distancia entre nuestra casa y nuestra ciudad de origen, donde residen nuestras familias, los tránsitos en coche suelen ser frecuentes y tortuosos, pues no bajan en ninguna ocasión de las 6 horas, cuando no son más por culpa de los típicos atascos de Madrid.

El primer gran viaje de Jaco fue el día en que lo recogimos, y sobre el que ya hablé en una entrada anterior, y que duró más de dos horas de coche, desde el domicilio del criador hasta nuestra casa, y en aquella ocasión, no nos conocíamos, pues no tuvimos tiempo, tan pronto nos lo dieron, nos montamos en el coche y a correr.

Esta vez el viaje duró 7 horas y media, con dos paradas, una en Albacete y otra en Collado Villalba. Una vez que nos acomodamos en el choche, Jaco iba en su jaula transportin, comenzamos el viaje con unos pequeños llantos y quejidos, que no duraron más de 3 minutos. Pasados esos primeros momentos, a los cuales Jaco ya me tiene acostumbrado, puesto que es el ritual habitual en cuanto nos montamos en el coche; Jaco cayó en un profundo sueño, que le duró las 2 primeras horas de trayecto.

S4020135.JPG

Nada más salir, Jaco cayó en un profundo sueño

Cuando llegamos a Albacete, paramos para poder estirar las piernas, echar un trago de agua al gaznate, e intentar hacer un pis, tanto Jaco como nosotros. Al abrir la jaula, Jaco salió moviendo su rabo frenéticamente en busca de agua, pues parece que la siestecita le había causado sed. Intentamos dar un paseo, a ver si teníamos suerte y Jaco decidía hacer su primer pis oficial fuera de casa (hay que ver lo que nos está costando la re-educación del pis). Nada que hacer, como ya he dicho, Jaco como buen Beagle, es terco como una mula, y con lo bien que aprendió donde hacer sus cosas en casa, no vamos a cambiarlo de un día para otro. Aprovechamos para tomar un aperitivo, le di la mitad de su ración de pienso para la cena, y observamos el extenso paisaje manchego.

S4020137.JPG

Un alto en el camino, con la extensa estepa manchega a la espalda

 

De vuelta en el coche, otra vez la misma rutina, es decir, 3 minutos de llantos y quejidos, y ante la desesperación que produce la indiferencia de tus dueños, otra vez a dormir, esta vez roncando como una motosierra. ¿Cómo es posible que un cuerpo tan pequeño produzca unos ronquidos tan fuertes? La mejor forma de describirlos es recordaros alguna de las secuencias de la película “Litte Nickie”. Curioso es que un perro se quede dormido hecho un ovillo, y a lo largo del sueño vaya cambiando de postura, hasta terminar totalmente despanzurrado boca arriba, como un ser humano, y ese es el perfecto resumen de los trasiegos de Jaco por los brazos de Morfeo.

S4020140.JPG

Hay que ver como se retuerce mientras duerme

Tras otro par de horas de sueño, Jaco decidió levantarse, y esta vez, como no podíamos parar debido al intenso atasco en el que nos había metido la D.G.T., al quitarnos un carril de la autovía en nuestro sentido; no tuvimos más remedio que sacarlo de su jaula, y llevarlo en nuestro regazo durante un rato. En ese tiempo que Jaco estuvo en los brazos de mi mujer, se dedicó a contemplar el paisaje, adoptando una postura de dignidad señorial, estirandose hacia adelante, y tocando con su nariz el cristal de la ventanilla. Media hora después, Jaco pensó que sería mucho mejor volver a dormir, pero esta vez lo hizo en el suelo del coche, a los pies de la posición del co-piloto, donde se encontraba mucho más libre que en su jaula.

Una vez habíamos superado el atasco de Madrid, y ya estábamos en la A-6, hicimos una parada técnica, principalmente porque tenía una necesidad fisiológica, así que pensé que tal vez Jaco también quisiera ir al aseo. Tal y como sucede últimamente, nada más lejos de la realidad; Jaco ha estado tentado en un par de ocasiones, olisqueando en círculos, e incluso bajando el culo, pero nada de nada, ni pis, ni lo otro…., hay que ver que aguante tiene el jodío.

Cuando hemos llegado a nuestro destino final en Valladolid, Jaco se las ha tenido que ver con Ron, un precioso Pastor Alemán de mi cuñada Gabriela, y lo ha hecho bastante bien. Tras 10 minutos de mostrarse sumiso y atemorizado por la diferencia de tamaño, ha comenzado a provocar el juego con Ron.

Finalmente, y habiendo transcurridas exactamente 8 horas desde la última vez que fue a aliviarse, Jaco ha meado, eso sí dentro del cuarto de la caldera, donde dormirá estos días, con lo que no hemos logrado el objetivo de agotar su capacidad y que se le escape el pis en cualquier lado, para luego recompensarlo con premios y alabanzas, y comenzar la re-educación desde ahí. Creo que eso que se dice sobre que los cachorros de 2 meses no aguantan más de 2 horas sin ir al baño es una completa falacia, o bien Jaco está quebrando esa regla continuamente.

Mañana intentaré poner un nuevo video de las relaciones y reacciones entre Ron y Jaco. También de los encuentros de Jaco con nuevos niños, a ver como reacciona Pauliña, que sé que es una gran admiradora de Jaco y finalmente lo conocerá. E incluso de como se comporta Jaco en una ciudad.

Creo que este fin de semana me va a proporcionar material de sobra para varias entradas….

Anuncios

Comments (4) »

Ha llegado Jaco

Después de la llamada del criador, nos hemos cogido el coche y nos hemos ido a por Jaco. Con lo largo que pensábamos que se nos iba a hacer, y con una semana de antelación ya conoceríamos a nuestro perro.

Eran las 16:30 horas, cuando en la puerta de un centro comercial cercano al domicilio del criador, nos encontrábamos por primera vez con Jaco. Venia temblando, pero sin apenas hacer ruido, salvo un par de gemidos.

Una vez que solventamos el tema legal de papeles del perro, vacunaciones, contratos, precio, etc… nos despedimos, no sin antes recibir algún consejo sobre la alimentación del cachorro en los próximos días, hasta que cumpla los 2 meses; y hablar un poco sobre sus características de masticado compulsivo.

 

Lo primero que hemos descubierto hoy, es que Jaco no nació el 18 de Febrero, sino 3 días antes, el 15. Así que Jaco tiene 43 días de edad, poco más de 6 semanas y media. 

Las primeras caricias

Las primeras caricias

El viaje ha sido tranquilo, porque nada más arrancar el coche se ha quedado dormido sobre mi regazo. Al rato lo he pasado a su transportin, y ha seguido durmiendo como un bendito. Ahí van las fotos que lo prueban.
Dormido en mi regazo.

Dormido en mi regazo.

 

Se ha adaptado al transportín sin problemas.

Se ha adaptado al transportín sin problemas.

Tras una hora de viaje hemos parado, porque el pobre Jaco tenía que ir al aseo. En cuanto lo sacamos del coche ha meado sin problema, agachando el culete al suelo; hemos jugado un poco con él, y luego re-iniciamos el viaje hasta casa.

 

¡Buen perro! aliviarse es importante.

¡Buen perro! aliviarse es importante.

 

El juego también es una recompensa.

El juego también es una recompensa.

 

 

Una vez en casa, lo hemos metido es su “área de confinamiento para largo plazo”, donde ha defecado y orinado, nuevamente. El resto del tiempo ha estado principalmente dormido, casi sin interacción de ninguna clase, salvo buscarte para que le des cobijo. Creo que el problema que tiene en este momento es que es el primer día que pasa lejos de sus hermanos y su madre, con lo que tendremos que ser comprensivos…., mañana Dios dirá.

P.D: Se ha quedado plácidamente dormido en el baño, dentro de su transportin. Tras haber jugado un poco, el solo se ha ido a la jaula y a sobar. A ver como nos encontramos mañana el baño…

Comments (2) »