Archive for Adiestramiento

Ha cumplido tres meses

Como ya anuncié ayer, hoy día 15 de Mayo, Jaco cumple 3 meses, ya ha dejado de ser un bebe, para comenzar su etapa de niño.

Después de este tiempo juntos, el próximo día 28 cumple 2 meses conmigo, Jaco ha evolucionado de forma muy evidente. Ha crecido, recuerdo que cuando llegó no era más grande que mi píe; le ha cambiado el color de su pelaje, era principalmente negro y blanco, y ahora, su cabeza es marrón casi en su totalidad, así como en sus patas se comienza a atisbar ese mismo tono ocre; y se esta desarrollando tanto física, como psíquicamente de una manera estupenda.

Como perro, ya he dicho que es un fiel compañero, y que sus recibimientos, tanto matutinos como a la vuelta del trabajo, bien valen su presencia en el hogar. Creo que si ahora mismo Jaco desapareciera de nuestras vidas, nos quedaríamos faltos de algo importante. A pesar de ser un perro cabezón y tenaz, lo cual es algo característico de su raza, aprende muy rápido todo lo que le intento enseñar. En cuanto a sus relaciones con otras personas, creo que es de los perros más amigables de mundo, va saludando a todo el mundo por la calle, lo cual puede ser un poco problemático en ocasiones, pues no a todo el mundo le gustan los perros; con los niños, es encantador, los niños le adoran, y él también los disfruta, pese a que generalmente lo vuelven loco con ordenes, desordenadas.

Otro síntoma de que se esta haciendo un perro mayor, es que ayer durante el paseo vespertino, hizo sus necesidades, tanto aguas menores como mayores, y eso que no estábamos en la playa, sino por la calle.

Ahora y como fanfarria final, os dejo un vídeo que resume los aprendizajes de Jaco en este tiempo que ha compartido su vida conmigo…..

Por cierto…..,

¡¡¡Feliz Cumpleaños Piky!!!

¡¡¡Ánimo Papá, pronto en casa, tú puedes con eso y con más!!!

Anuncios

Comments (2) »

A grandes males, grandes remedios

La entrada que me dispongo a escribir seguramente será objeto de duras criticas por muchas personas, a lo mejor me tildarán de cruel propietario, dirán de mí que practico brutalidad animal, e incluso puede que alguno llame a alguna protectora de animales con la intención de denunciarme. Con mis anteriores palabras ya os he puesto sobre aviso, de que tal vez lo que leáis a continuación no os guste, pero Dios sabe, que la medida me ha dolido más a mí que a Jaco.

Como ya sabéis, llevamos más de una semana intentando que Jaco haga sus necesidades fuera de casa, pues hasta ahora, debido a su programa de vacunación de cachorro, no podía salir a la calle y/o por donde hubieran transitado otros animales. Debido a estas precauciones sanitarias, Jaco aprendió que el lugar correcto para hacer sus cosas era uno de los aseos de casa, el problema es que no tiene altura suficiente para hacerlo dentro del inodoro, no levanta la tapa cuando orina, ni tampoco sabe tirar de la cadena; así que pensé que seria mejor que aprendiese ha hacer sus cosas fuera del hogar.

El viaje de este fin de semana creí que serviría para acelerar el aprendizaje, pues estando fuera de casa, no se podría contener eternamente, y al descubrir los premios por micionar fuera, tal vez lo intentaría de nuevo. Lo único que logramos fue hacer aguas mayores en el jardín de mi suegra en dos ocasiones, y para de contar; lo demás tuvo que ser bajo techo, incluyendo el zurullo que dejó en el salón de mi madre aprovechando un descuido de 30 segundos (Dios que santa, con lo que ella odia a los perros, no solo lo ha dejado entrar en su casa, sino que parece que hasta le gusta),

La verdad es que estoy cansado de pasarme horas en la calle, poniendo un periódico a modo de señuelo en el suelo cada vez que veo a Jaco olisquear como si fuera a hacer algo, para que luego quede todo en “agua de borrajas” , y hacer sus cosas tan pronto como entra. Cansado de pasarme las horas muertas por la calle, esperando que Jaco sufra un descuido por incontinencia, pues otras veces había sufrido esos descuidos en casa, retornando tras más de 3 horas de paseo. Cansado de pasear por la calle perfectamente, hasta que le aprietan las ganas y se pone a tirar de la correa como un poseso, y a ir corriendo de regreso a casa. Cansado de ir llenando toda la casa de mierda, pues en cuanto lo veo doblar el lomo para defecar, le digo: “¡NOOOOOOO!” cual arbitro de tenis, y lo llevo en volandas hasta la calle, con el consiguiente reguero de sustancia apestosa y marrón por todos los sitios, para una vez en la calle, detener sus labores intestinales y ponerse a masticar hojas. Así que tenia que tomar un medida que pusiera fin a este calvario, o al menos le diera una pista a Jaco del maravilloso mundo de premios que se le abriría si se aliviaba en el exterior, así como la posibilidad de pasar mucho más tiempo por la calle.

Para poner fin a esta situación de incontinencia perruna en el exterior del hogar, ayer me vi forzado a tomar una medida drástica consistente en dejar a Jaco toda la noche encerrado en su jaula. Hasta ahora, Jaco ha dormido siempre en casa, con libertad para deambular, por el baño cuando era muy pequeño, y ahora por casa durante la noche, así que iba a ser la primera noche de su vida en la que Jaco estaría confinado durante el sueño. La adopción de esta medida se debe a que de sobra es conocido, que allá donde duerme no defeca ni orina, por lo que tendría que contenerse durante toda la noche y en cuanto lo sacase a la calle se aliviaría. La verdad es que yo pensaba que iba a quejarse más, pero tras 5 minutos de llantos, ladridos y gritos, se durmió.

Esta mañana, cuando me he levantado a eso de las 7, lo primero que he hecho, ha sido sacar a Jaco a la calle, directamente en su jaula. Le he abierto la puerta de la jaula, se ha despertado, ha salido, se ha desperezado, y tras 2 minutos dando vueltas alrededor ha meado en la calle. Creo que mis vecinos no estarán muy contentos, pues probablemente los he despertado con los gritos de alegría y aprobación que he dado para felicitar a Jaco, y hacerle consciente de que el hecho de mear fuera está bien.

Mi alegría no se ha quedado en el hecho anterior. Después de lo dicho, hemos entrado en casa y hemos desayunado. Una vez había terminado Jaco, ha comenzado a olisquear el suelo, con lo que le he indicado que saliera rápidamente, y ya en la calle a defecado, con lo que nuevamente ha recibido gritos e incluso media salchicha de frankfur como premio.

Creo que ahora que ya sabe que hacerlo fuera de casa no está mal, y tengo la esperanza de que comenzará a aliviarse en el exterior,  pero sé que no va a ser la “purga Benito”, por lo que no comenzaremos los paseos hasta que no se haya liberado.

Comments (4) »

Por fin, el primer paseo.

Hoy después de mucho tiempo esperando, y una vez que las vacunas inoculadas han hecho efecto, por fin Jaco estaba preparado para nuevas experiencias, que serán parte de su rutina habitual, pero no por ello, la primera vez sigue siendo importante.

Lo primero que hemos hecho, aprovechando el día soleado, ha sido dar a Jaco su primer baño. Al principio el agua le ha asustado un poco, tal vez porque estaba muy fría, y luego muy caliente; en menos que canta un gallo estaba totalmente enjabonado, quieto y disfrutando del agua. Tras el aclarado, lo hemos secado con una toalla, y finalmente él solo se ha tumbado al Sol, para terminar de secarse.

Como se ha portado muy bien durante el baño, pues no nos ha mojado, y se ha estado quieto durante la operación de limpieza, el premio que se merecía era su primer paseo, así que nos hemos ido a disfrutar de un día de Sol y viento…

Creo que una imagen vale más que mil palabras, o al menos eso se dice, así que la mejor forma de explicar el paseo es el siguiente video.

Leave a comment »

Sigue el adiestramiento

En el video de hoy, los primeros resultados del comando “quieto”, todavía hay que trabajarlo mucho, pero algo es algo….

Mañana visita al veterinario, última vacuna y a descubrir el mundo…

Comments (2) »

Continuamos trabajando

Después de los momentos de Montaña Rusa que os he contado en la anterior entrada, ahora quiero enseñaros los avances que vamos teniendo en adiestramiento.

Además de seguir reforzando las ordenes de “sienta”, “aquí”, e ir introduciendo progresivamente otras, hoy os dejo un video de “casa”. Con está instrucción intentamos que Jaco se vaya a su caseta al oír la palabra. Evidentemente está en un estado muy verde, pues tan solo hemos trabajado con la orden en 3 sesiones de 5 minutos, pero parece que va dando resultados, juzgad vosotros mismos en el video. Es sorprendente con que velocidad aprende ahora las instrucciones…

Comments (1) »

Las cosas “moco son, moco suenan”

Sé que no soy un ser infalible, líbreme Dios de pensarlo, pero tengo que reconocer que el título de la anterior entrada ha sido totalmente errónea. Y digo que ha sido errónea, porque ese título hubiese quedado mucho mejor en la entrada de hoy.

De todas las personas que han visto el video y el blog, algunas me dijeron que era todo resultado o bien de la casualidad, o bien de la edición del video.

“¿Cuantas tomas has hecho?, ¿Lo has repetido muchas veces?” , sonaron reiteradamente en mi cabeza, casi volviéndome loco, y es por eso, por lo que no me ha quedado más remedio que colgar el siguiente video.

Ahora sí, esto es PARA LOS INCREDULOS…


Comments (3) »

Para incrédulos

Jaco lleva ya en nuestra vida la friolera de 3 días, desde el pasado Sábado por la tarde. Apenas hemos tenido la ocasión de realizar unas 7 sesiones de adiestramiento, con una duración de unos 5 minutos cada una.

Aunque todavía es pronto, ya se empiezan a ver los resultados. ¿No os lo creéis?

Comments (3) »