¡¡¡¡CRISIS TOTAL!!!

Hemos vivido una de las mayores crisis hasta ahora en la vida de Jaco, y en la mía como propietario de un cachorrito. Jaco ha tenido sus primeras garrapatas.

Eran las 16:20 Hora Zulú (H.Z.), cuando había terminado de comer, así como después de que Jaco hubiera hecho sus necesidades, nos disponíamos a echar una maravillosa siesta. Jaco salto a mi regazo, e intento acomodarse para el descanso que se avecinaba. Mientras comencé a acariciarlo suavemente, como suelo hacer, algo me alertó.

Era un punto marrón en el reverso de su oreja, que parecía el icono que Spiderman lleva en su pecho. Pegué un bote, lo cual hizo que Jaco se alertará, a partir de ahí comenzó el momento de histeria, que no fue colectiva, pero si masiva en mi persona. ¡Dios, ¿qué es eso?!, grité, y mi mujer, que es especialista en sobresaltarse con bichos, subió las piernas al sillón preguntando, “¿dónde, dónde?”

Una garrapata, o al menos eso creo”, dije intentando calmarme, pero sin poder evitar la repugnancia que causaba en mí interior el parasito. Creo que mi propio desconocimiento de la materia hizo que me pusiera más nervioso si cabe; pero mantuve la compostura, ya sabéis, eso de que la “procesión se lleva por dentro”

¿Cómo se la quitamos?, pregunté.

Tengo entendido que con aceite, contestó mi mujer.

Me fui a la cocina, y eché una buena cantidad sobre una gasa. El problema vino a la hora de aplicarle el aceite en la oreja a Jaco, no se estaba quieto de ningún modo, así que reclamé la ayuda de mi esposa.

Mientras sostenía una salchicha en mi mano, con Jaco echado sobre el suelo, mi mujer empezó a ahogar a la garrapata en aceite. El parasito comenzó a contraerse, pero no se soltaba. En ese instante, y dado que Jaco estaba destrozándome la mano, porque ya no quedaba salchicha que comer, éste se removió, y por ello vimos que había una segunda garrapata en el exterior de la misma oreja.

Repetimos la operación con la recién descubierta, es decir, anegamos en aceite al asqueroso bicho. Lo mismo que antes, el parasito se contrajo pero no se soltó.

Eran ya las 16:50 H.Z., ya llevábamos más de media hora intentando erradicar los cuerpos extraños del pobre Jaco, y creo que por culpa de mi histeria contenida y trasladada a mi perro, Jaco no se quedaba quieto ni un segundo, lanzando dentelladas en cuanto intentaba sujetar su cabeza contra el suelo una vez más.

IMG_0117.jpg

El punto marrón es la puñetera garrapata

Ya no puede aguantar más, y dado la hora tomé una decisión más que oportuna a mi entender. Le puse la correa a Jaco, y nos presentamos en el veterinario, pues abría a las 17:00 H.Z.

Una vez allí, y tras explicar lo que ocurría, el veterinario se deshizo de ellas en 5 segundos. Pero lo más importante, es que me explicó como han de ser quitadas las garrapatas para evitar producir daño a nuestra mascota.

1.- Hay que echar aceite o alcohol sobre el parasito, de esa manera lograremos que despegue la mayoría de su cuerpo.

2.- Si la garrapata no se soltase sola con la maniobra anterior, tendremos que retirarla nosotros. ¿Cómo?, pues hay que agarrarla y tirar de ella, girándola en el sentido contrario a las agujas del reloj. De esa manera evitaremos que se quedé la cabeza de la garrapata en el cuerpo del perro, lo cual podría producir una infección posterior.

Con la lección aprendida, volvimos a casa. Una vez allí se bebió casi un litro de agua, y se tumbó a mi lado, mientras yo escribía esta entrada. Jaco estaba destrozado y agotado, no sé si por la tensión de la visita al veterinario, por el paseo bajo el sol abrasador (había 32º y un 85% de humedad), o por los nervios que yo había pasado, pero a los 30 segundos estaba dormido y roncando, tan fuerte que me parecía tener un aserradero a mi lado.

IMG_0125.JPG

Jaco se durmió nada más llegar...., pero en el sofá

Parece que todo ha terminado bien, Jaco está libre de parasitos de momento con un nuevo collar antiparasitario, pero a mí ahora me pica todo el cuerpo, y ya me he dado 3 duchas…..

P.D: ¡Ah! Jaco pesa ya 6,20 Kgs., luego está perfectamente de peso, con lo que ya se me ha quitado la paranoia que tenía últimamente con eso.

Anuncios

4 comentarios so far »

  1. 1

    dioghenes said,

    Pobrecito Jaco. Qué tarde más agitada. Menos mal que ya estás sin esos puñeteros y oportunistas arácnidos que son las garrapatas.
    Por suerte Jaco no tiene el espeso pelaje de otros perros como los schnauzer o los golden retriever, con lo que es relativamente más fácil apercibirse de la presencia de garrapatas. No sé yo si, aparte el collar antiparasitario, sería de utilidad uno de esos productos en forma de loción que, según dicen, inmunizan durante tres meses a los chuchos ante el peligro de los bichos chupasangre. Toda precaución es poca, porque las garrapatas también pueden atacar a los humanos. Jo, sólo de pensarlo me entran los picores …
    ¡Ah!, por cierto, se me olvidaba mencionar que, por lo que cuentas, Jaco está en su peso adecuado. Muy bien, muy bien.
    Un día de estos, tienes que contarnos cómo se comporta vuestro cachorro ante el cuenco de su comida. Alguien me dijo que los beagles no comen, sino que devoran su pienso en segundos. ¿Es cierto o, como tantas otras cosas que se cuentan de ellos, es una exageración?

  2. 2

    Deagolk said,

    La verdad es que hasta ayer Jaco tenía como protección frente a garrapatas, otros parasitos externos y mosquitos, una de esas lociones de las que hablas. Desde su primera visita al veterinario, éste le puso una “pipeta” antiparasitaria, y se la repetimos cada 3 meses, pero después de lo de ayer pensamos que sería mejor reforzarlo con el collar.
    Ya sé que ni la pipeta, ni el collar podrán evitar que la garrapatas se cojan a Jaco, pero si que facilitarán su eliminación por lo que me dijo el veterinario.

    Tomo nota de la sugerencia de la comida, y prometo que subiré un video sobre como come Jaco, aunque para mañana ya tengo preparadas un par de entradas con curiosidades.

  3. 3

    Lily said,

    Hola, Saludos a Jaco desde monterrey Mèxico.
    Recien me regalaron de cumpleaños hace una semana un Beagle, le puse de nombre Ringo y ha llegado a darme mucha alegrìa 😀
    Que bueno que Jaco se encuentra ya libre de garrapatas!

    • 4

      deagolk said,

      Hola Lily:
      Muchas gracias por tu comentario, no sabes la alegría que le da a Jaco, y a mí mismo, saber que tiene seguidores más allá del océano Atlántico. Espero que esta bitácora pueda ayudarte en el desarrollo Ringo como cachorro, y que disfrutes de él tanto como yo lo hago con Jaco.
      Un abrazo desde España.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: