Conociendo a Ron

Si hace un par de días os contaba como Jaco había conocido a “Obama”, hoy le ha tocado conocer a “Ron”, un precioso Pastor Alemán de 5 años. Al principio teníamos un poco de miedo, porque un simple soplido de Ron podía acabar con Jaco; no paraba de dibujarse en mi mente la imagen de Ron con el rabito de Jaco saliendo de su boca. Al final nada de eso ha pasado, y como podéis ver en el video Jaco se ha mostrado sumiso en todo momento, incluso un poco atemorizado, diría yo, pero claro, si yo fuera Jaco también estaría acongojado, pues hablamos de una diferencia considerable de tamaño, y peso, unos 45 Kg.

Finalmente Jaco ha perdido todo el miedo, y se ha dedicado a intentar jugar con Ron, pero me temo que éste no sabía muy bien como jugar con una cosa tan pequeña, y que se movía. Lo que si que ha ocurrido, es que en todo momento Jaco seguía a Ron allá donde fuera, incluso ha llegado a comerse unos gramos de pienso de la comida de Ron. Se puede ver el video de los dos al final de la entrada.

En otro orden de cosas, Jaco ha pasado toda la tarde jugando con los niños. Hemos tenido incluso que frenarles un poco, porque tenían a Jaco corriendo de un lado para otro, y nos temíamos que el pobre perro reventará del esfuerzo. Creo que hoy pasará una noche muy tranquila, durmiendo del tirón.

Casi se me olvidaba, de las cosas más importantes que han pasado hoy, a parte de las ya dichas, Jaco ha hecho sus necesidades en la calle, sin estar cubierto por un techo como hasta ahora. Creo que es un gran avance en la re-educación para que haga sus cosas fuera de casa. Sobre el mismo tema, tengo que añadir para acabar la entrada, que cada vez retiene más los orines, y tiene un magnifico control de esfínteres, ahora ya solo nos falta hacerle entender que las deposiciones tiene que echarlas cuando esté en la calle, y no en casa; a seguir trabajando en ello…

Anuncios

4 comentarios so far »

  1. 1

    dioghenes said,

    Pues parece que Jaco se ha portado bien en este su primer largo viaje.
    Hay una cuestión que quiero exponer. En general, se dice de los cachorros que han sido separados de su madre con menos de 8 semanas, que son perritos mordedores, que al morder hincan fuerte sus colmillos porque no han tenido tiempo de aprender de su mamá a inhibir la mordida en los juegos con sus hermanitos.
    Esa falta de inhibición la tralasdarían a sus juegos con los miembros de la familia (manada) que los acoge.
    ¿Cuál es vuestra experiencia? ¿Cómo es Jaco en este aspecto?. Saludos.

    • 2

      deagolk said,

      Querido Dioghenes, como todas las otras respuestas que te doy, está basada en mi propia experiencia con Jaco, así como en otros comentarios de otros propietarios de cachorros.
      Los perros tienen dientes y muerden, tengan la edad que tengan, y hayan sido alejados de sus madres y hermanos antes o después. He leído en varios lugares lo mismo que tu, sobre la separación anterior a las 8 semanas. Jaco me fue entregado con 6 semanas, y desde el principio le he acostumbrado a tomar su comida en juguetes de goma con la intención de que tan solo mordiera ese tipo de objetos, pero ha sido en vano, pues en cuanto se echa a la boca algo con flecos, no se puede resistir, y lo mismo le pasa con una cuerda o algunos cables, pero de momento muebles no.
      En cuanto a si hinca sus colmillos con fuerza por no haber aprendido la inhibición con sus hermanos, te puedo decir, que a día de hoy, Jaco intenta jugar en ocasiones mordiendo las manos, pero lo hace con suavidad.
      Este pasado fin de semana, ha estado con muchos niños, y cuando jugaba con ellos, en ocasiones los mordía como parte del juego. Te puedo asegurar, que no hubo niño que llorara o se quejase, porque Jaco lo hubiera mordido; y te hablo de niños de edades variadas desde 1 año y medio, hasta 8, que en cuanto sufren algún golpe fortuito, o algo les causa dolor, lloran, como cualquier niño. Con esto te quiero decir, que Jaco ha aprendido perfectamente la inhibición de la mordida, incluso habiendo sido separado de su familia biológica antes de las 8 semanas.
      Por supuesto que hay ocasiones, sobre todo cuando juega conmigo, que tengo que pararle y cortarle, porque se va excitando progresivamente, y termina dando un mordisco que duele. Lo que hago entonces es, gritar quejándome por el mordisco para que sepa que dolió, y dejar de jugar con él durante un par de minutos, haciéndole entender de esa manera que se puede morder, pero con cuidado; al rato vuelvo a jugar, y su boca es blanda como la de un abuelo sin dientes.

  2. 3

    […] cachorro El otro día Dioghenes me preguntaba a través de los comentarios de la entrada “conociendo a Ron” sobre la inhibición de la mordida de Jaco, ya que me lo entregaron con menos de 8 semanas, […]

  3. 4

    […] atípico El otro día Dioghenes me preguntaba a través de los comentarios de la entrada “conociendo a Ron” sobre la inhibición de la mordida de Jaco, ya que me lo entregaron con menos de 8 semanas, […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: